Ortodoncia Niños & Adultos
Bienvenidos Preguntas Frecuentes Información Paciente Casos Tratados Citas


Riesgos

Riesgos de un tratamiento...

Existen algunos riesgos que pudieran ocurrir en un porcentaje mínimo de tratamientos, siempre y cuando le realicen un minucioso diagnóstico y un buen plan de tratamiento.

Es por eso que es muy importante escoger como Ortodoncista a un verdadero especialista y además llevar a cabo una serie de estudios diagnósticos para minimizar cualquier riesgo que existiera.

El riesgo más comun que se presenta es el acortamiento de las raices y eso puede suceder por no aplicar una fuerza adecuada sobre los dientes o también por cuestiones genéticas sin tener nada que ver el aspecto del tratamiento.

La Secretaría de Salud publicó en la Norma Oficial Méxicana los riesgos, limitaciones y posibles consecuencias de los tratamientos de Ortodoncia:

Información avalada por el Colegio de Ortodoncistas del Estado de Jalisco, filial de la Asociación Mexicana de Ortodoncia, máximo organismo de la especialidad en México, reconocida por la "American Association of Orthodontics" y por la "World Federation of Orthodontists".

  1. Resorción radicular: Significa la disminución del tamaño de las raíces de los dientes. La resorción radicular puede ocurrir con o sin Ortodoncia, muchas veces debido a problemas metabólicos. Al mover lo dientes, las raíces pueden acortarse; este acontecimiento es, por lo general menor a 1 milímetro, lo cual no pone en riesgo la estabilidad de los dientes. Sin embargo, en algunos casos poco comunes se puede disminuir más el tamaño de las raíces. Los dientes que hayan recibido un golpe, que tengan su raíz delgada o curva son más propensos a la resorción. Los pacientes con hábitos bucales como el de dedo o de lengua también tienen mayor riesgo de resorción radicular. Al detectarse una pérdida de raíz significante su ortodoncista podría decidir remitirle a realizar un tratamiento de endodoncia, limitar o suspender el movimiento de los dientes.
  2. Anquilosis: La anquilosis es cuando la raíz del diente esta soldada, literalmente, al hueso imposibilitando su movimiento. La anquilosis de un diente es muy raro que ocurra por causas ortodóncicas. Cuando se detecta normalmente se da previo al tratamiento y en ocasiones se remite al paciente para que se despegue el diente del hueso mediante una sencilla operación.
  3. Higiene bucal: La limpieza de los dientes es más difícil con ortodoncia. Se le instruirá sobre la mejor manera de mantener los dientes limpios. Si se deja placa bacteriana en los brackets puede haber más fricción entre los aditamentos y el tiempo de tratamiento se puede alargar. La falta de higiene también es la causa de la inflamación de las encías, sangrado de las mismas, caries y manchas en los dientes. Por esa razón es muy importante mantener una excelente higiene durante el tratamiento.
  4. Inflamación gingival: Esto se refiere a la inflamación de la encía. Esto puede ocurrir por la formación de placa bacteriana en los surcos que están entre los dientes y la encía. También puede ocurrir cuando se cierran espacios entre los dientes y la encía se pliega o queda sobrando debido a la nueva posición de los dientes. Otras causas de inflamación gingival pueden ser cambios metabólicos, hormonales o por medicamentos que ingiera el paciente.
  5. Pérdida de periodonto: El tejido que rodea al diente (encía y hueso) y lo sostiene se le llama periodonto. En raras ocasiones, al mover los dientes, este tejido puede reducirse. Muchas veces la causa es la mala higiene alrededor de los aparatos de Ortodoncia, lo cual permite que las bacterias se introduzcan entre la encía y la raíz del diente; siendo así este problema se evita mediante buena higiene. Al detectar una pérdida de periodonto podría ser necesario un tratamiento de encía alrededor de la raíz.
  6. Descalcificaciones y manchas en los dientes: Estas ocurren cuando el paciente deja comida y placa bacteriana alrededor de los brackets. Esa comida, generalmente azucares, es fermentada y digerida por las bacterias de la placa, después las bacterias producen un desecho ácido el cual es el elemento que produce la descalcificación y las manchas en los dientes. Estas descalcificaciones y manchas son la etapa inicial de la caries. Por eso es tan importante la higiene correcta de los dientes.
  7. Caries: La caries puede presentarse con o sin ortodoncia, sin embargo en aquellos pacientes que no se limpian correctamente sus dientes alrededor de los brackets, la incidencia de caries puede aumentar. Si se detecta una caries durante el tratamiento de ortodoncia se informará para que sea atendida de manera oportuna.
  8. Problemas de Articulación: La articulación que sujeta la mandíbula al cráneo es llamada temporo-mandibular. Los problemas de esta articulación incluyen ruidos al masticar, atoramiento de la mandíbula, cansancio muscular, limitación a la apertura bucal, dolor de cabeza, etc. Por lo general, los tratamientos de Ortodoncia mejoran estos síntomas al mejorar la relación de mordida y con ello liberar a la articulación de presiones anormales que pudiera tener. Mas sin embargo podrían empeorar de manera temporal durante la corrección de la mordida.
  9. Relación céntrica: Esta es la posición que guarda la mandíbula dentro del cráneo. En algunos casos, esta relación está incorrecta por la mala posición de los dientes y al nivelarlos la mandíbula sufre un reacomodo hacia abajo y hacia atrás o a los lados. Si esto sucede, posiblemente sea necesario revalorar el caso y cambiar el plan de tratamiento.
  10. Deglución de los aparatos: Los aparatos de Ortodoncia pueden en muy raros casos desalojarse de los dientes e ingerirse o aspirarse. La mayoría de los aparatos son inofensivos y si el paciente es cuidadoso con sus aparatos esto nunca sucederá.
  11. Alergias: Puede ocurrir, en raros casos, una alergia a los materiales; sobretodo a los metales de los aparatos de ortodoncia. Si se descubre una alergia se tendrá que buscar algún material alterno para seguir con el tratamiento. Muy difícilmente se suspende un caso por este motivo.
  12. Pulpitis: Es la inflamación de la pulpa o centro del diente. Al mover los dientes la pulpa se puede inflamar ligeramente lo cual produce una leve molestia que dura unos cuantos días y puede disminuirse tomando analgésicos y antinflamatorios. Existe también la posibilidad aunque muy remota, que se produzca una muerte de la pulpa; de suceder esto, el único riesgo para el diente es que se obscurezca y se someta a un tratamiento de endodoncia y blanqueamiento.
  13. Tratamiento en 2 fases: Los tratamientos realizados en niños que no han terminado su desarrollo dental generalmente requieren de una segunda fase de tratamiento en el momento en que los dientes permanentes ya estén por completo erupcionados. Esto es porque a pesar de que en una fase temprana se hayan corregido los problemas de espacio y de mordida, la erupción de los dientes permanentes pudiera no ser la ideal.
  14. Recidiva: Los dientes se mueven ligeramente de forma natural toda la vida, por lo que siempre hay una posibilidad de que cambien de posición, aún en personas tratadas con Ortodoncia. Por eso al termino de los tratamientos se colocan unos aparatos removibles llamados retenedores. El uso correcto de los retenedores permite mantener mas firmes a los dientes en su nueva posición. Generalmente los retenedores son usados, solo para dormir, durante 12 meses después del tratamiento, sin embargo después de este periodo se recomienda seguir usándolos una vez por semana de manera indefinida para mantener su alineación.




| | | |
All Rights Reserverd...
Pagina Optimizada para Google Chrome 2, Firefox 3.5, Internet Explorer 8, Opera 10, y Safari 4. Mejor visualización con resolución de 1024 x 768, y Flash Player 10
Sitio desarrollado por RAIA www.raia.mx